Sraddha Yoga: Mar Gutierrez Morales

Ya desde niña, sentía un gran impulso hacia el cuidado de  la salud y el bienestar de las personas (soñaba con ser médico) .  También desde muy pequeña, recuerdo vivir momentos intensos en los que me sentía “conectada” con una alegría y amor más grande que yo misma. Recuerdo esos estados de conexión, con mucha nitidez.

Siguiendo éstos impulsos de mi infancia, estudié y me licencié como Psicóloga, me adentré en diferentes caminos de desarrollo personal y de pronto, en 1999  llegó el Yoga a mi vida! Comencé su práctica por problemas de salud y en apenas un mes, vi como mi vida cambiaba y se transformaba profundamente:

Mi problema de salud se solucionó y además ésta mejoró muchísimo a todos los niveles. Mi forma de estar en la vida se transformó, y un estado de mayor serenidad, alegría y consciencia se instaló en mí. En aquel momento aún no conocía nada de la filosofía y  la profundidad de la ciencia de perfeccionamiento humano que es el yoga. Sólo había asistido a clases de Hatha yoga dos días a la semana y algo dentro de mí, supo que había encontrado mi camino de vida y una gran pasión que me guiaría desde ese momento.

¡Y aquí estoy! Agradeciendo a la Vida cada día, el poder dedicarme desde hace más de 20 años ya a la práctica de yoga; y 16 de ellos también a su enseñanza, haciendo así realidad los sueños e impulsos de mi niñez.

Yoga es mi manera de vivir y a la vez, mi meta e inspiración para la Vida. A través de su práctica descubro cada día quién soy, más allá de las luces y las sombras que tengo. Abrazando todo ello como manifestación única y mágica de la existencia.

Yoga para mí es re-encontrarme, volver a CASA…

Cuando practico con las herramientas  que el yoga nos aporta, me siento ligera y conectada. Entiendo la vida desde una visión más amplia. Me siento mucho más VITAL, más vibrante. Y sobre todo, me convierto en una mejor persona, más conectada con el amor a mí misma y a todos, a la VIDA en su totalidad.

Habito mi cuerpo desde el respeto, la admiración, el reconocimiento y la presencia.

Admiro mi psique y su infinita creatividad y descubro el inmenso poder de mi corazón.

Creo en mí salud, bienestar, consciencia y amor.

Poder compartir y hacer llegar a otras personas a través de mis clases,  todas estas experiencias y enseñanzas del yoga, para que puedan también experimentarse a sí mismos, evolucionar y crear salud y bienestar en sus vidas, es un gran regalo y un gran honor para mí. Agradezco inmensamente a cada alumn@ que he tenido, tengo y tendré, porque es de ell@s de los que más aprendo cada día.

Agradezco infinitamente a cada maestr@ que me ha transmitido las enseñanzas del yoga y ha inspirado con ello mi vida.

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar